¡Cómo pasa el tiempo!

Y volvemos un lunes más. A mi me da igual, yo ya he vivido muchos, pero…lo confieso tenía unas ansías especiales porque llegara éste…Creo que necesitaba volver a verles. Me he vuelto adicta a sus conjeturas arqueológicas sobre mi.

Pero, como me habían abandonado durante todo el fin de semana, estaba algo enfadada y les he enviado un viento norte bastante desagradable. Para medir su amor por mi y por la arqueología (risa maligna). Y ya os adelanto que han dado la talla. La verdad es que se me ha ido un poco de las manos y a medida que avanzaba el día he intentado corregir un poco las condiciones climáticas para que pudieran quedarse conmigo más tiempo.

Sin embargo no he podido evitar que a la hora del almuerzo se fueran a visitar la cercana Ermita de la Virgen del Robusto. Les ha servido de guía el cura de Anguita, Rafa, que les ha enseñado todos los secretos que esconde esta Ermita, incluida la mitad de un posible Menhir o que las vestimentas de la Virgen esconden una talla románica.

Visita arqueológica a la Ermita de la Virgen del Robusto

Es una ermita donde casi todos los pueblos del entorno rezan para propiciar la lluvia en época de sequía, sequía que estos últimos años ha provocado que los cimientos de la ermita peligren abriéndose una grieta que tiene mala pinta y que espero pronto subsanen. No quiero quedarme sin su romería. Es cuando más gente viene a pasear por mi entorno. Vale que casi nadie me presta atención, pero al menos vienen “casi” a verme. Ese ha sido uno de mis consuelos todos estos años. Para que veáis, queridos microliters,  con qué “poco” me he tenido que conformar estos años.

Pero bueno, vamos a hablar de mi, que hablar de mis vecinos me tiene un poco hastiada, sobre todos si tenemos en cuenta lo bien que se lo han pasado este fin de semana.

Pues hoy siguen profundizando en mis sucesivas capas. El sondeo norte está dando por ahora pocas sorpresas. Es una zona que se encuentra por encima de la cota del sondeo sur y se ha visto bastante más afectado por terreras del Marqués, mi querido Marqués.

Excavando en el Dolmen del Portillo de Cortes

Sin embargo el sondeo Sur, sólo con una limpieza superficial, ha dado grandes novedades. Creo que ya han podido valorar que mis límites están mucho más allá de lo que imaginaban. Así que creo que mañana tendrán que ampliar este sondeo más hacia el sur. Esto me alegra. ¡Soy más grande de lo que recordaba!

Por la tarde, cuando les he dejado irse, algunos de ellos han ido a buscar más provisiones para pasar la semana. Mientras, otros estaban rematando una sorpresa que llevo unos días preparando…¡Ya veréis! Os voy a dejar con la boca abierta queridos microliters. ¡Ni yo misma me lo creo! Está siendo una experiencia…”im-presionante”. Me muero de ganas de contároslo, pero prefiero que sea una sorpresa…

Bueno, creo que por hoy basta, mañana os volveré a poner al día con más novedades.

Que paséis buen día queridos #microliters. Un beso de vuestro dolmen preferido: #dolménicadixit.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s